Arco de la UdeC: ícono de Concepción

El Arco de la Universidad de Concepción refleja toda una escuela relativa a los edificios públicos en el país del norte, que influyó la formación de Buddemberg en la década del ’30.
Inteligencia y conocimiento

Arco_de_Medicina_UdeC

El inicio del eje nororiente-surponiente de la Universidad de Concepción es el que marca esta construcción de la década de 1940 y que se ha transformado en el acceso principal de la casa de estudios. El Arco de la Universidad, combinando la modernidad con la monumentalidad neoclásica, confirma su papel de ícono de la ciudad y su atractiva resolución volumétrica y continúa atrayendo las miradas de visitantes y habitantes tradicionales de esta ciudad universitaria.
En la arquitectura chilena, la columnata aparece en forma reiterada, algo que no está ausente en Concepción. Una de las más destacadas y paradigmáticas columnatas del país es la que corresponde al edificio del Arco de la Universidad de Concepción (antiguamente llamado Arco de Medicina) que en 2007 fue restaurado en su fachada y en la estructura.
A juicio del jefe de la Unidad de Proyectos de la UdeC, el arquitecto Pedro Tagle, lo más sobresaliente de esta construcción es el buen tratamiento del arco, su ritmo, proporción y distanciamiento. La columnata le confiere así profundidad a la fachada, que se ha transformado en acceso principal del campus universitario e ícono de la ciudad.
Este edificio fue proyectado por la arquitecto valdiviana Gabriela González De Groote y el penquista Edmundo Buddemberg, quienes resultaron ganadores del concurso nacional de arquitectura al que convocó la rectoría de Enrique Molina Garmendia el año 1946.
El llamado correspondía a la idea de desarrollar el proyecto para un edificio que albergara a la facultad de Medicina, iniciativa trascendente no sólo en el aspecto académico o en lo significativo de sus dimensiones, sino porque conforme al Plan Regulador del campus, elaborado por el urbanista austríaco Karl Brünner, este edificio debía constituirse en la cara de la Universidad, ocupando un emplazamiento estratégico en el encuentro de la Avenida Roosevelt y la calle Janequeo, conformando una puerta simbólica para el recinto.
La propuesta de Buddemberg y González destacó desde un principio por lo claro de su planteamiento funcional, así como por sus méritos arquitectónicos y plásticos; estos último probablemente debido a la influencia del arquitecto penquista, hombre de gran sensibilidad artística y formado en Estados Unidos.
Según Tagle, el Arco de la Universidad de Concepción refleja toda una escuela relativa a los edificios públicos en el país del norte, que influyó la formación de Buddemberg en la década del ’30.
Inteligencia y conocimiento
El edificio está constituido por volúmenes funcionalmente independientes que tienen sus propios accesos por el interior del campus, pero que se articulan con un tercer volumen en forma de puente, que no sólo define la puerta, sino que acoge el mural en sobrerrelieve realizado por el escultor argentino Mario Ormezzano.
En su libro El campus de la Universidad de Concepción: su desarrollo urbanístico y arquitectónico, el arquitecto Jaime García Molina señala que la columna que tanto caracteriza al edificio alude a un recurso formal presente en una serie de grandes edificios construidos en la Italia de los años ’30, el que fue muy utilizado por la arquitectura de los años ’40 y ’50.
En verdad se trata de un magnífico edificio, muy bien resuelto volumétrica y plásticamente y en el que las palmeras que se ubican a cada lado de la puerta resultan, con los jardines, un adecuado complemento de su expresión.
Asimismo, simbolizando de manera alegórica la inteligencia, el conocimiento y el pensamiento creador, el mural en relieve fue realizado por Mario Francisco Ormezzano entre 1945 y 1950. El motivo escultórico del friso muestra la tradición de la época de 1930 en Europa y en él, hombres y mujeres con símbolos de las distintas áreas del saber (entre ellas Atenea), se acercan hacia la meta del conocimiento que, en el respaldo de su sillón, exhibe el escudo de la Universidad de Concepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *