oscar-academia-cine-1

¿Trascender en el cine o ganar un Premio de la Academia?

La ceremonia de entrega de los Premios Oscar siempre ha generado expectativa, no sólo por saber quién ganará en las categorías, sino también por lo que podría pasar o por las opiniones que podrían emitir algunas de las figuras involucradas. Otros, sin embargo, hacen comparaciones y buscan respuestas a las contradicciones que la Academia puede presentar, especialmente respecto a actrices, actores y directores que deberían estar entre los nominados o entre los galardonados, pero no es así.

Este domingo se confirman las razones para ver el evento. Los ojos de todos los cinéfilos están puestos sobre la alfombra roja de Hollywood y es momento de hacer una reflexión sobre el lugar que realmente ocupa el cine, como arte y no como entretenimiento, para la propia industria. No es un secreto para nadie que la Academia, según se prefiere decir, premia lo convencional. Las películas que terminan siendo las más premiadas son las más convencionales y/o revolucionarias (en un sentido tecnológico) y no las de mayor mérito artístico. A fin de cuentas, ¿qué importa más? ¿Trascender en el cine o ganar una estatuilla dorada?

descarga

La categoría más esperada es, obviamente, la de Mejor Película, esa misma que durante esta última década ha premiado a cintas que rápidamente se han ido al olvido colectivo. El ejemplo más famoso ocurrió en 2011, con El artista, aunque Argo (2012) y 12 años de esclavitud, un año después, no logran salvarse del todo. Es importante señalar la trascendencia de El discurso del Rey (2010), aun con todos sus clichés y su sensación positiva del final, pues se constituye como una buena historia, contada con una buena técnica. Tal vez por eso las personas suelan referirse a ella como una película “sobrevalorada” o “simplona”. Pero sus 4 estatuillas (Mejor Pelíucla, Mejor Actor, Mejor Director y Mejor Guión Original), desde el punto de vista de este humilde servidor, son más que merecidas.

316410
Hace un año la triunfadora fue Spotlight, pese a que películas como Mad Max: Furia en el camino o Carol hicieron un trabajo excepcional en sus respectivas áreas. Mad Max mostrando un futuro distópico y salvaje, con un brillante trabajo técnico y Carol con una trama un tanto lenta, simple, pero siempre con corazón y con una excepcional fotografía. Spotlight no es un “churro”, simplemente es una película que logra su objetivo de denunciar y contar una buena historia. Sin embargo, podría decirse, al analizar la historia del cine, que nadie en 2025 la verá y estará convencido que fue la mejor película de 2015. Pero como los gustos siempre son subjetivos y si todo un aparataje burocrático y sistemático de las altas esferas de la industria fílmica la respalda, cualquier cosa puede pasar.

birdman_or_the_unexpected_virtue_of_ignorance-402510071-large

Otro gran ejemplo de los últimos años es Birdman (2014), una joya de González Iñárritu. Tal vez durante esa edición de la ceremonia ni siquiera estaba entre las favoritas, pero su triunfo, no solamente por recaer en un compatriota mexicano, fue más que justo. De verdad es una gran película desde todo punto de vista. Tiene un gran guión, excelentes actuaciones y un genial trabajo en la fotografía, cortesía del veterano Emmanuel Lubeski. Si se toma como punto de comparación una cinta como Birdman, por ejemplo, se resume esta idea general en torno de los Oscar: siendo el arte tan subjetivo, no se puede premiar. Puede incluso ser un sinsentido hacerlo, pero de igual manera amamos ver listas y comparar las obras, otorgarles el beneficio de la excelencia a unas, catalogarlas y ponerles un sello de aprobación o de calidad.

el-padrino-211x300

Cuando cintas como BirdmanSin lugar para los débiles (Ethan y Joel Coen, 2007) se coronan como las más grandes de los Oscar, uno siente que, aunque no necesariamente son las mejores películas de la competencia, el galardón fue justo. Pero digamos que son casos aslados. En varias ocasiones no se siente eso. Uno podría imaginar, por ejemplo, la sensación de 1973, cuando Cabaret ganó en el renglón de Mejor Director a El Padrino, sin desprestigiar la cinta de Bob Fosse y salvando las distancias por tratarse de mera apreciación personal.

descarga (1)

Categorías hay varias y la diversión siempre está; así que es momento de prepararse para tener un domingo divertido. Arrival (8 nominaciones, incluida Mejor Director y Mejor Película) y Hell or High Water (4 nominaciones, incluida Mejor Película y Mejor Actor, con el veterano Jeff Bridges) tienen un sitial privilegiado en las favoritas de quien sucribe estas palabras, aunque parece poco probable que logren coronarse con la gloria suprema. Moonlight, de Barry Jenkins, podría dar la pelea también, lo que sería muy reconfortante y de alguna forma abriría una puerta por primera vez en la historia de los Oscar. Sin embargo, todo parece indicar La La Land, el musical de Damien Chazelle protagonizado por Emma Stone y Ryan Gosling. En ese caso, habrá otra película para añadir a las ganadoras “mediocres”. En fin, todo está listo y se decidirá en cuestión de horas. Pase lo que pase, disfrutemos.

Por Eduardo Beruben Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *