Museo del Hombre de París dedica inédita exposición a la cultura mapuche

Dos artistas chilenos residentes en Francia y una etnobotánica del Museo Nacional de Historia Natural de París retrataron el vínculo de los mapuches con las plantas, mediante una singular técnica fotográfica. La muestra abre el miércoles 18 de enero

Romina de la Sotta Donoso

“Mapuche. Viaje en tierra lafkenche” no solo estará en París, sino que en el epicentro mismo de la antropología: el Museo del Hombre. La inédita exposición abrirá el próximo miércoles y será exhibida hasta fines de abril, y contó con una singular mecenas, la baronesa Ariane de Rothschild, según cuenta Tito González García. Este artista chileno residente en París conforma el colectivo Ritual Inhabitual junto a Florencia Grisanti, taxidermista del Museo Nacional de Historia Natural de París.

La exposición articula 55 retratos fotográficos de mapuches y de plantas que la dupla realizó en terreno y mediante la singular técnica del colodión húmedo, para reflejar “la relación de la cultura mapuche con la naturaleza y la riqueza de su cosmovisión”, según González.

Cultura@1_G9932IFAR_1_34946005_3

La machi Helena Calfuleo, en Puerto Saavedra. También retrataron a una de las últimas monjas mapuches y a un pastor evangélico

Llevan tres años trabajando en este proyecto, que entusiasmó tanto a las autoridades del Museo del Hombre que el director de su Laboratorio de Etnobotánica, Serge Bahuchet, decidió comisionar a la investigadora Flora Pennec para que estudiara las plantas y su uso, en terreno.

“Hicimos dos viajes de dos meses, teniendo como base Puerto Saavedra para movernos a las comunidades del lago Budi, siempre entre las regiones del Biobío y La Araucanía. En nuestro primer viaje buscamos retratar a jefes espirituales y tradicionales, machis y personas que tuvieran un rol particular en los rituales. Con el tiempo, nos dimos cuenta de que la espiritualidad mapuche ha ido manifestándose de distintas formas, y por eso luego buscamos evangélicos, monjas mapuches, que viven en las últimas congregaciones del sur de Chile, y jóvenes raperos que están reivindicando su cultura a través del hip hop en mapuzungun” , detalla Grisanti.

CULTURA@1_G9932IFAR_1_34946638_3Resized225

Óscar Antilef, del grupo de hip hop Wechekeche

Pennec participó en el segundo viaje. “Estudiar la transmisión y la utilización actual de estos saberes tradicionales permite conocer más de la cultura mapuche y los cambios que ha sufrido”, aclara la etnobotánica, y cuenta que le impresionó el vínculo de los mapuches con la naturaleza: “Una persona me describió su relación con los árboles de su bosque; les hablaba y les tenía mucho cariño. No era una visión utilitarista o estética de las plantas, para ellos existe un continuo entre la tierra, las plantas, los animales y los humanos”.

Patrimonio vivo

Un resultado del estudio botánico de Pennec es un herbario fotográfico de 35 plantas -árboles, arbustos, lianas y herbáceos- que pasó a ser parte de la colección del Museo del Hombre. Asimismo, una selección de esas imágenes son un elemento central de la exposición, cuyo co-comisario fue Sergio Valenzuela. Las imprimieron de casi cinco metros de altura. Los retratos de los “transmisores del saber”, desde machis hasta pastores evangélicos, en cambio, miden 110 x 160 cm. También se sumarán las placas de vidrio, que son las fotografías originales, de 13 x 18 cm.

“La monumentalidad de las plantas por sobre la presencia de los retratados en placas de vidrio da luces sobre el sistema de relaciones que los mapuches tienes con la naturaleza”, dice Grisanti.

González, en tanto, destaca que para hacer los retratos tuvieron que generar una relación de confianza, compartiendo la comida y la vida cotidiana: “El hecho de sacar fotos o de ser artistas no tenía ninguna importancia, y el museo de París no era una ventaja ni lo contrario. Pero ahora muchos de ellos están orgullosos por representar a su cultura y sensibilizar a la gente al hecho de que los mapuches merecen un espacio central en el patrimonio latinoamericano”.

Cultura@1_G9932IFAR_1_34946029_3Cultura@1_G9932IFAR_1_34946037_3

Ambrotipo del “tabaco del diablo” al lado, de un copihue

La muestra tuvo apoyo del Consejo de la Cultura, el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Comisión Nacional Unesco. Y se enriquece con una agenda de actividades; por ejemplo, el sábado 21 se exhibirá un filme sobre el proyecto y habrá conversatorios con los artistas e investigadores, así como una mesa redonda sobre la medicina intercultural en Chile, con Andrés Paillaleo, chamán del hospital de Puerto Saavedra. Y el día 25 de febrero se conmemorará el centenario de Violeta Parra, escuchando las grabaciones de sus entrevistas con cantoras mapuches y con un debate con las especialistas Paula Miranda y Elisa Loncon.

 Técnica fotográfica antiquísima

Los artistas utilizaron la técnica del colodión húmedo, creada en 1851, por el gran potencial etnográfico de un proceso que le exige al retratado estar frente a la cámara durante 20 minutos. “Estos espacios temporales crean una relación particular entre la persona fotografiada, que entra en una suerte de trance y puede perder el control de su propia imagen, y el lente de la cámara oscura. Lo que se obtiene como resultado no es la condensación de un gesto, sino más bien el aura que nace de ese tiempo fotográfico y que resulta en una imagen atemporal”, detalla Tito González García.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *